Hoy os queremos acercar a uno de los negocios pioneros de Hoyo, la tienda de fotografía, regalos y complementos Flash. Su propietaria, Pilar, nos cuenta en esta entrevista cómo se ha ido adaptando a la demanda. Para ella, lo fundamental es el trato familiar que da a su clientela: “Si te pasas por mi tienda, quiero que entres, que la veas, que opines, aunque no compres ese día”.

¿Cuándo comenzó tu negocio?

“Yo empecé mi negocio en 1981, hace 35 años. De hecho, creo que Flash es el comercio más antiguo de Hoyo sin traspaso. Es decir, sigue en manos de la misma persona que lo creó. Fueron mis padres quienes compraron el local. Primero, abrí una pequeña tienda donde había un estudio de fotografía y artículos de regalos. A lo largo de estos años he ido adaptándome a la demanda. Por ejemplo, fui yo quien trajo la primera fotocopiadora comercial a Hoyo. Luego abrimos una segunda tienda que fue el primer videoclub de Hoyo también. Al cabo de los años ampliamos el negocio y nos mudamos a este local (1). Empezó la era digital y cambió totalmente el sector de la fotografía así que adapté mi tienda a esta nueva etapa también. Ahora mismo, propongo complementos de moda, regalos y fotografía (fotos de carnet, fotos para eventos, etc.)”

¿Cómo has hecho para ponerte al día, por ejemplo, para pasar de la era del carrete hasta la era digital?

“Para ponerme al día, he realizado cursos on-line, así como otros presenciales”.

¿Qué ofrece Flash?

Flash, tienda de fotografía y regalos - 91.856.61.91.

“En mi tienda tengo un trato personalizado o incluso más. Si lo pienso, el trato que doy a mi clientela es familiar. Este es el éxito. El problema es que la gente ahora no disfruta como antes paseando y mirando. Yo quiero que la gente entre en mi negocio y mire, que me comente lo que le gusta y lo que le gusta menos, que vean lo que hay, que me digan que les gustaría que hubiera. Unas veces comprarán y otras no, pero es importante saber sus gustos y poderles ofrecer lo que realmente quieren. A veces por timidez no se entra en la tienda si no se está seguro de comprar, pero yo les invito a que lo hagan y se sientan como en su casa. Para mi es importante porque es la manera de que conozcan la variedad de nuestra tienda, sus productos y la relación calidad/precio.

Hay gente que entra para saludarme, nada más. Y claro, esto me encanta. Así que mi clientela es de toda la vida”.

¿Cómo te has dado a conocer?

“Primero por el “boca a boca”. Yo intento traer novedades. Todos los miércoles salgo de Hoyo a detectar cosas nuevas, voy comprando lo que me pide la gente. Es otra cosa que no hay en un centro comercial. A mí, si me pides algo, te lo puedo traer a la semana siguiente.

Además, en fotografía, hacemos todo tipo de trabajos; llevo desde los 18 años cubriendo eventos. Empecé en la época en que mis padres tenían el laboratorio y mi madre coloreaba las fotos hechas en blanco y negro.

Siempre procuro colaborar con el Ayuntamiento, con las asociaciones, las peñas, etc. Me he dado a conocer también con el programa de fiestas, me he implicado en la feria de oportunidades o con la asociación de empresarios de Hoyo”.

¿Cuál crees que es el reto de las tiendas de Hoyo?

“Creo que el reto es saber mantenerse y competir con las grandes superficies, ofrecer ese trato cálido y personalizado que allí no encuentras. Mi negocio funciona porque el local es en propiedad y el negocio lo trabajo personalmente. Entiendo que si tienes que pagar alquiler del local, contratar personal, impuestos, tasas, etc. es difícil poder mantenerse. Por ser yo misma la propietaria y la que lo trabaja, puedo ajustar el precio a la calidad”.

Tú que tienes tanta trayectoria empresarial, ¿qué falta para que la gente compre en Hoyo?

“Hace falta que los productos que propongamos sean buenos, que el trato sea exquisito porque a la hora de la verdad, no hay diferencia de precio. Que mis amigos clientes salgan siempre satisfechos de la tienda es el único propósito.

Creo que lo que se ha perdido es que la gente salga a pasear, a disfrutar”.

El hecho de que la parada de autobús esté en frente de tu tienda, ¿te ayuda?

“Yo creo que sí, creo que la gente mira así el escaparate. Yo procuro que siempre haya alguna oferta, un descuento en bolsos o algo que llame la atención”.

De repente, suena el cristal del escaparate. Alguien está dando golpecitos…. Una madre con su hija quieren hacerse unas fotos de carnet urgente. Son las 16:45 h. Pilar les abre fuera de horario, sonriendo, tal y como nos ha ido contando.

Flash, fotografía y regalos – 91.856.61.91.

(1) Calle Hurtada, 21

En claves de marketing:

Flash funciona porque sabe combinar varios factores que le dan dinamismo:

  • Innovación.
  • Formación.
  • Excelente ubicación: su clientela espera el autobús delante de su tienda.
  • Disponibilidad para atender.
  • Buena atención al cliente.
  • Implicación a nivel local.
  • Trato cordial y familiar.
  • Excelente relación calidad, atención y precio.