errores más habituales cuando emprendemos

Cómo evitar los errores más habituales a la hora de emprender

Está claro que, hoy en día, emprender es para muchas personas una necesidad.  Por esto, es fundamental que antes de emprender desarrolles un proyecto viable que consolide tu trayectoria. A continuación te detallamos los errores más habituales a la hora de emprender y cómo corregirlos:

Error nº1: Tener una idea y pensar que el mercado va a reaccionar tal y como piensas.

Por ejemplo, piensas que el segmento tecnológico ecológico es el futuro (las placas solares por ejemplo) pero la clientela demanda un producto más barato.

→ Una buena manera de evitar este tipo de errores es presentar la idea a personas que sean del sector, profesionales del emprendimiento (por ejemplo en tu ayuntamiento en el área de desarrollo local) o profesorado del sector.

→ Otra manera puede ser acudir a networkings y probar tu idea… Consulta el próximo networking en Hoyo de Manzanares.

→ A nivel de actitud, no tengas miedo de que no le guste a la gente y escucha muy bien las críticas a tu idea. Puede ser una clave para volverlo aún más competitivo.

Error nº2: Lanzarse arriesgándolo todo (arriesgando los ahorros, arriesgando todo el paro, etc.).

→ Ahora mismo los modelos de negocio que funcionan son progresivos. Un/a emprendedor/a lanza un primer producto sin casi invertir y a medida que funciona, pasa a una fase más evolucionada de servicio o producto. Aunque tú tengas una visión a largo plazo de tu servicio, hay que ir por partes y estudia la manera más directa y fácil de llegar a él.

→ También indicarte que si te acercas a un banco para financiarte, la entidad en cuestión te pedirá que te impliques a nivel financiero. Nunca podrás pedir el 100% de lo que necesitas.

Error nº3: Desconocer el sector al que te enfrentas.

→  Quizás los negocios que mejor funcionan son los de aquellas personas que lanzan su propio negocio en el mismo sector en el que han trabajado por cuenta ajena y durante años. Es fundamental saber del mismo y tener contactos.

→  Una fuente importante de conocimiento es saber lo que hace la competencia. Analizar sus fuerzas y debilidades te va a permitir… encontrar oportunidades. Enfócate en lo que puedas hacer mejor que la competencia.

Error nº4: No planificar a largo plazo.

Es verdad que en muchos recursos te proponen un plan de empresa exhaustivo. Es importante hacerlo, aunque sea en una tarde para tener una visión más amplia de tu negocio. Además si buscas financiación, cualquier entidad financiera te lo pedirá, inclusive si pides una subvención

→ Si estás empezando, intenta visualizar con antelación todas las fuentes de ingresos que puedes tener. Para ello, te recomendamos el modelo canvas. Te permite identificar diferentes fuentes de ingresos. Más información pinchando aquí.