errores más comunes cuando emprendes 2

En un artículo anterior, hablamos de los errores más comunes a la hora de emprender.  Como esta lista es larga, nos ha parecido interesante seguir hablando de ello para ayudar a prevenir errores evitables. Si quieres conocer los 4 primeros errores que detectamos, haz clic Los errores más habituales a la hora de emprender I:

Error nº5: Saber si hay mercado o demanda

Cuando tienes una idea de negocio, lo más prudente es ver si existe un mercado. Una manera casera y rápida de saber si tienes mercado es mirar si los servicios que propones se demandan en Internet, por ejemplo. Si tienes una cuenta de Gmail, entra en Google Adwords para ver cuánta demanda tiene tu producto o servicio. Si hay más de 1000 búsquedas mensuales de tu producto, tu idea puede ser interesante. En este artículo te contamos cómo hacerlo paso a paso.

 

Error nº6: Desconocer el mercado y vender lo que «yo» necesito vender

Para conseguir un buen producto o servicio, siempre tenemos que partir de una necesidad real de la clientela. Si estás empezando en un negocio, no intentes crear una necesidad nueva (a no ser que sea muy innovadora), intenta centrarte en las necesidades que puedes detectar en tu entorno o en un segmento de la población determinado. Evita pensar en lo que tú sabes hacer o vender, sobre todo si no eres parte del público objetivo.

Ejemplo: Tienes una clínica de osteopatía en Hoyo de Manzanares y quieres aumentar tu clientela. Sabes que tu público objetivo son personas de entre 40 y 60 años que trabajan, sufren estés y tienen un nivel económico medio-alto. Si tú tienes 35 años, no piensas exactamente como tu público objetivo. Intenta mejor relacionarte con gente del perfil que buscas y ver si les gusta tu producto o servicio. Quizás hacer eso te dé más ideas para mejorar tu oferta.

Error nº7: No calcular bien el precio del producto.

Para calcular el precio correcto de un servicio o producto, tienes que desgranar exhaustivamente los costes que conlleva. ¿Qué entra en esos costes? TODO lo que haces para producir lo que vendes:

  • Costes directos: materiales, transporte para ir a comprar materiales, etc.
  • Costes indirectos: Para ofrecer un producto o servicio, prevé una cantidad para gastos de luz, electricidad, agua, teléfono, etc.
  • No te olvides de ponerte un sueldo: tu mano de obra tiene valor (y precio).

Puedes encontrar información detallada Calcula bien el precio de tu servicio o producto (te dan el Excel de regalo para calcular hasta tu beneficio):

Error nº8: No querer vender o que te dé vergüenza  vender, como si fuera algo ilícito

Decir que vendes tal producto a veces tiene mala prensa. Parece que el término en sí, a veces, nos molesta. Quizás nos gustaría ser más altruistas, no necesitar dinero… Pero si estás emprendiendo, necesitas ganar dinero. Cambia el chip: tienes que vender. Pero asegúrate de que, lo que vendes, lo vendes de manera efectiva a gente que de verdad lo necesita. Asegúrate de que tu producto o servicio es de calidad y que si tienes un/a cliente/a descontento/a, lo sabes gestionar.

  • En general, si quieres generar confianza en tu clientela, tienes varias opciones. Si es on-line, pincha aquí.
  • Si tu negocio es solo presencial, este artículo te puede interesar. Facilita varias técnicas de venta para generar confianza en tu clientela.

Este error es uno de los más comunes.

Error nº9: Improvisar a la desesperada y no contar con asesoramiento de profesionales

…antes de darse de alta en una actividad o asumir obligaciones.  Para ello, te aconsejamos lo que dice esta psicóloga, especializada en enseñar a dejar de fumar. Ella sabe cómo conseguir un buen asesoramiento para poder centrarse en conseguir el éxito en sus proyectos. Mira su vídeo. Merece la pena saber cómo ha conseguido perdurar en el tiempo y consolidar su consulta.

Image courtesy of stockimages at FreeDigitalPhotos.net