¿Es importante invertir en un cambio de logo o de imagen cada dos o tres años?

Cuando empiezas un proyecto emprendedor, lo normal es crear una imagen de marca, una línea de comunicación. ¿Qué necesitas saber para hacerlo? Estos elementos que te explicamos a continuación te permitirán definir tu proyecto, tu marca, lo que ofreces a tu clientela.

Crea un logo que refleje los valores del proyecto

El diseño de tu logo debe incluir colores que transmitan la esencia, el mensaje de tu marca. Si eres jardinera/o, no te irás al color negro, pero sí hacia los colores blanco, verde, naranja… Si eres modista, al revés, puede ser que el negro o el blanco con beige sean de tu agrado. Te adjuntamos ejemplos de web que han combinado colores  que han dado un buen resultado.

Inventa un eslogan que comunique la misión de la empresa.

La misión es un mensaje que llega al corazón, no es una frase mental o descriptiva. Un buen ejemplo de eslogan es el de una empresa que fabrica móviles: “Connecting people”. No mencionan que son fabricantes de móviles, que sus móviles son buenos. Hablan de su misión como empresa; quieren conectar a personas de la mejor manera. Otro ejemplo puede ser para una empresa tecnológica: “Pasión por innovar”. Un eslogan no es una descripción de lo que haces. Es un mensaje  que transmite una emoción. Te ofrecemos más ejemplos de eslóganes a continuación.

Elegir un tono de comunicación

imagen de marca en un negocio

Cuando empiezas a escribir en una página de negocio de Facebook o en tu web, ya deberías haber elegido un tono de comunicación. La mayoría de las veces, empezamos muy alegres, con puntos exclamativos y, debido a las dificultades intrínsecas de los negocios, el tono suele evolucionar. ¿Día bueno? Puntos exclamativos. ¿Día malo? Ni publico… En realidad para mantener un estilo de comunicación, lo mejor es pensar que nos enfocamos a un público objetivo y que podemos relacionarnos con él como si fuera una persona. En definitiva, hablarle de tú a tú. Es por esto por lo que, los gabinetes de abogadas y abogados suelen tener un tono serio y hablan “de usted”. En cambio, una marca juvenil, incorporará palabras nuevas en sus comunicaciones, emoticonos, etc. Es importante mantener un tono de comunicación uniforme y que nos defina como empresa; igual que en harías en una tienda a pie de calle.

Coherencia de los elementos

Lo importante es que el logo, el eslogan y la paleta de colores, tengan coherencia y puedan transmitir la misma idea. Cuando creamos un logo, lo adaptamos a todo nuestro material: el offline y el online. Hace poco, una emprendedora hoyense recomendaba incluir el logo en las facturas por el mensaje que transmite también a nuestra clientela al final del proceso.

Evolución de los elementos en el tiempo

A medida que va pasando el tiempo los objetivos de las empresas cambian. Hacer por hacer un cambio de imagen no tiene ningún sentido si todo sigue igual (tipo de clientela, objetivos de la empresa, etc.…). Invertir frecuentemente en un nuevo diseño puede ser un desperdicio de dinero y de tiempo si no se enfoca a objetivos concretos. Al revés, si tu negocio evoluciona de una manera profunda, es bueno que el logo y el eslogan lo hagan también. En realidad, si has “clavado” lo que haces y lo que eres como emprendedor/a, no hay necesidad de cambiar mucho.

En el ámbito web, la gran novedad a nivel de diseño -que lleva ya un tiempo- es la adaptación a móviles. Muchos logos que tenían letras en cursivas o con una letra con muchas curvas han tenido que cambiar. Se veían mal en dispositivos pequeños.

Reciclar diseños, reutilizar material

Una cosa que no nos enseñan en la escuela pero que sí es necesario saber para las pymes y micropymes es que los diseños se pueden reciclar. Un buen trabajo de diseño puede durar diez años. Puede ser que haya elementos que desaparezcan, que se simplifique el logo pero la esencia se conserva.

Después de estos consejos acerca de la estrategia de comunicación de tu empresa, lo que no puedes olvidar es que si tu negocio es una pyme o micropyme, lo esencial es que sigas enfocándote en vender; ese es siempre el objetivo. Los elementos de diseño aportan, son un soporte para transmitir, visualmente y en unos segundos, la estrategia de empresa.