Este mes entrevistamos a Juan Francisco Egido Martínez de ASESORÍA ADICIONAL, S.L. Este negocio local comenzó ofreciendo sus servicios a los vecinos de Hoyo en el año 2001. La calidad y profesionalidad de los servicios prestados desde entonces les ha proporcionado un crecimiento progresivo durante todo este tiempo, basado esencialmente en la satisfacción de sus clientes. Su reciente abandono de la administración de fincas les ha permitido centrarse en el asesoramiento financiero, fiscal y laboral de sus clientes del municipio y de otras localidades cercanas. Comparte con nosotros la evolución de su negocio y también algunos consejos para emprendedores-as.

¿Cuánto tiempo lleva en marcha vuestra gestoría? ¿Cuántas personas forman vuestro equipo?

   A finales de año cumpliremos nuestro 15 aniversario trabajando para los vecinos de Hoyo de Manzanares y el resto de nuestros clientes. El equipo llegó a estar integrado por 12 personas en su mayoría de Hoyo, pero actualmente somos 6 los que componemos la empresa.

¿Cómo han sido estos 15 años?

   Además de haber transcurrido muy deprisa, han estado marcados por un continuo esfuerzo por adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes en cada momento, ampliando nuestros servicios e intentando mejorarlos, y aunque somos conscientes de que aún queda mucho por hacer, también es importante el camino recorrido, los conocimientos adquiridos, la experiencia acumulada y los clientes atendidos hasta hoy desde que empezamos de cero en 2.001, después de abandonar para sorpresa de amigos y familiares el trabajo como director financiero por cuenta ajena que desempeñe durante 12 años para establecernos por cuenta propia.

¿Cómo crecisteis? ¿Y cómo os habéis dado a conocer?

GEstoría de confianza Hoyo de Manzanares

Pues la verdad es que nuestra expansión ha estado ligada a las necesidades de nuestros clientes y se ha basado en facilitarles la gestión diaria de sus negocios proporcionándoles aquellos servicios que detectábamos que necesitaban. En nuestra andadura hemos ido constatando la necesidad de prestar un servicio amplio a los empresarios locales, integrando además de la elaboración de la contabilidad, y el asesoramiento fiscal y laboral otros servicios como la elaboración de estados contables para entidades financieras al objeto de obtener o renovar financiación, determinados servicios jurídicos imprescindibles en el día a día de cualquier empresa, la contratación de seguros a través de nuestra agencia con MAPFRE, o los servicios de gestoría administrativa.

   En cuanto a la forma de comercializar nuestros servicios, se ha basado siempre en la satisfacción de nuestros clientes, apostando por el principio de que el trabajo bien hecho es la mejor carta de presentación, al margen de pequeñas colaboraciones con clubes y asociaciones del pueblo y del tradicional programa de fiestas de la localidad.

¿Vuestra clientela son negocios de Hoyo?

No solo de Hoyo, el grueso de nuestras PYMES y empresarios individuales son de Hoyo y Torrelodones, pero también tenemos clientes de Colmenar Viejo, Villalba, y Madrid.

¿Habéis sufrido mucho la crisis?

Indudablemente la crisis termina por afectarnos a todos, pero no la hemos notado en términos de reducción de nuestro volumen de actividad, porque las obligaciones contables y fiscales de nuestros clientes siguen siendo las mismas, pero si nos hemos visto en la necesidad de ajustar nuestras tarifas a las circunstancias difíciles atravesadas, en unas ocasiones a solicitud de nuestros clientes y en otros casos por solidaridad con aquellos que atravesaban peores circunstancias, todo ello además de los restantes efectos colaterales asociados a la crisis como el aumento de la morosidad. Pero aunque algún cliente ha cerrado coincidiendo con la crisis, en ningún caso el cierre puede atribuirse exclusivamente a la crisis, y sí mayormente a las difíciles circunstancias de nuestro municipio para los negocios en general y para los comercios en particular.

¿Ser de Hoyo os ha ayudado?

Ahora que nos avala la experiencia adquirida, los servicios prestados y la satisfacción de nuestros clientes, ser de Hoyo no tiene una implicación relevante, pero en los inicios, ya sabes, nadie es profeta en tu tierra y si consigues serlo, conlleva un esfuerzo adicional, pero afortunadamente hemos conseguido lo que pretendíamos, vivir y trabajar en nuestro pueblo. Pero es verdad que los servicios que ofrecemos en ASADI se basan en la confianza y esa hay que ganársela poco a poco y año a año, porque aunque los aunque los vecinos me conocían por ser del pueblo, solo el trabajo bien hecho de forma estable y contrastada garantiza la fidelidad de los clientes, aunque por otro lado que tus vecinos y amigos reconozcan la calidad de lo que haces y se lo recomienden a terceros también conllevan un plus de satisfacción.

¿Qué tiene de especial ASADI?

Sin duda la vocación de ayudar a los empresarios facilitándoles la gestión en aquellas áreas que constituyen nuestra actividad, de hecho la primera empresa con la que iniciamos nuestra andadura empresarial tiene como denominación social: Servicios de Apoyo a la Inversión, S.L. (SAI) y ASADI resulta de abreviar Asesoría Adicional, S.L.. Adicional en el sentido de asesoramiento añadido, agregado o complementario de los servicios que prestan tradicionalmente las asesorías.

Pero también hemos intentado distinguirnos de nuestra competencia con otras medidas como ejercer de forma generalizada y en toda su amplitud a quienes han solicitado nuestros servicios, nuestra condición de “colaboradores sociales” como nos define la Agencia Tributaria a quienes presentamos impuestos por cuenta de terceros. También hemos mantenido siempre un importante compromiso con nuestros clientes y la marcha de sus negocios, formulando nuestra crítica respecto de aquellas facetas que hemos considerado mejorables en cada momento, con independencia de la actitud más o menos receptiva del empresario, pero siempre con respeto y considerando que no hay nada malo en señalar a nuestros clientes aquellas mejoras que pueden redundar en beneficio de su negocio.

¿Qué aconsejas a las personas que quieren montar un negocio?

Respecto de la actitud de los emprendedores, ante todo, que persistan en su idea, que no la desechen sin profundizar en ella y sin analizar con todo la objetividad posible su viabilidad, pero eso sí, que la pongan en marcha con todas las cautelas posibles y sobre todo con flexibilidad, intentando ajustar al máximo la inversión, y los compromisos en firme que adquiera, y teniendo presente la posibilidad de que no se consolide en el tiempo y las condiciones inicialmente previstas, y sobre todo comprometiéndose al máximo con el proyecto y poniendo en él toda la ilusión y el trabajo de que sea capaz, solo entonces la idea tendrá posibilidades de convertirse en un negocio.

 En cuanto al propio negocio, actualmente y de forma especial en nuestro pueblo, entendemos que emprender es sinónimo de innovar, en el sentido de que tu proyecto debe diferenciarse de sus competidores y debe cuidar y potenciar ese valor diferencial que le distingue del resto, y más aún en una localidad como la nuestra, que en algunos ámbitos como el comercial tiene una competencia ingente en el municipio de al lado a tan solo cinco minutos. Si quieres montar un bar, no pongas el bar de siempre. Haz algo diferente, pon un negocio peculiar. Los negocios tradicionales, de apariencia tradicional, con escasa inversión y explotados a la manera tradicional, sólo subsisten. Es el valor diferencial que aportes a tu negocio lo que puede ampliar su ámbito de influencia y proporcionar una rentabilidad interesante que le permita crecer y garantice su permanencia en el tiempo.

Además no hay que olvidar las cautelas tradicionales aplicables a todos los negocios, como mantenerse siempre alerta para adaptarse al mercado y a las circunstancias específicas de tus clientes, o potenciales clientes, y por supuesto, estar siempre atentos y dispuestos para la crítica constructiva. Siempre que hablamos de la necesidad de adaptarse a la demanda nos ponemos de ejemplo, porque la idea inicial de nuestro negocio era una asesoría financiera que adaptara las herramientas de gestión de las grandes empresas (de donde yo procedía) a las necesidades de las empresas pequeñas que adquieren cierta dimensión, y de hecho este es el servicio que prestamos a algunos de nuestros clientes, pero también advertimos que otras microempresas nos demandaban “que le llevásemos los papeles, todos los papeles”, o que llevásemos “las cuentas claras de la comunidad” y fueron estas demandas o necesidades puntuales de nuestros clientes, la razón de que creásemos el departamento contable, laboral, la gestoría administrativa, la agencia de seguros, y la administración de fincas. En definitiva hay que estar siempre alerta a los mensajes que el mercado y tu propia clientela puedan transmitirte.

¿Piensas que hemos superado la crisis?

Unos meses atrás, parecía que los síntomas de la recuperación de los que todo el mundo hablaba empezaban a materializarse en el volumen de actividad y en las expectativas de nuestros clientes, pero ahora en estos últimos meses parece que de nuevo se dilata la aceptación de los presupuestos y en general se demoran las decisiones de inversión y con ello se prolonga la actual atonía de los negocios. Lo que sí creo es que ahora estamos en mejor situación para superar la crisis, aunque solo sea porque los difíciles años pasados, han provocado que se reduzcan o se ajusten los precios manteniendo e incluso mejorando el servicio, las empresas han revisado y ajustado sus costes de forma que las que han sobrevivido han mejorado su productividad, en definitiva todos nos hemos puesto las pilas en todos los ámbitos y eso nos va a venir bien para afrontar el futuro.

También nos ayudaría la moderación actual del precio del petróleo, un poco más de higiene y estabilidad política, que se mantengan los bajos tipos de interés actuales, y que las autoridades monetarias sigan fomentando que los bancos muestren mejor disposición para financiar a las empresas, porque aunque sigue siendo difícil financiar las ideas o proyectos de las y los emprendedoras-es, últimamente los planes de negocio que hemos elaboramos con nuestros clientes, nos han reportado reiteradas satisfacciones, por lo que en líneas generales somos optimistas ante el futuro que nos espera.

¿Algún otro consejo más?

No olvidarse de las nuevas tecnologías e identificar sus necesidades y las ventajas que pueden representar para su negocio, el diseño de web a medida, la creación de apps para móviles, la utilización de las redes sociales, y todo ello ocupándose de gestionar los contenidos, del posicionamiento en los sitios web, etc. etc. Todo ello para respaldar y promocionar tu negocio sobre todo si es comercial.

¿Qué le hace falta a Hoyo para que mejore el número y la competitividad de sus empresas?

Esta es una buena pregunta porque lo que es evidente es que necesita mejorar y mucho, pero para resolver éste, como cualquier otro problema, hay que empezar por hacer un diagnóstico acertado de sus causas y seguidamente adoptar las medidas necesarias para atajarlas, pero creo que en la solución nos debemos implicar todos y pasa, como decíamos antes de los negocios, por potenciar un valor diferencial para nuestro pueblo, que en base a su entorno y sus circunstancias naturales, propicie el aprovechamiento coordinado por todos los agentes económicos del municipio del poder de atracción de los mismos (que estamos constatando todos los fines de semana), siempre ordenando el uso y preservando nuestros recursos naturales, al tiempo que ampliamos nuestro área de influencia comercial como municipio, y nos permitiría de paso a todos, recuperar el hábito de compra en el pueblo que hemos perdido de forma obligada ante la inexistencia o el cierre paulatino de negocios que a nadie parece preocupar. Pero creo que estas cuestiones y la respuesta que merece esta pregunta, nos llevaría varios días y más tiempo del que habíamos reservado para esta entrevista.

En claves de marketing:

A modo de herramientas de marketing, ASADI usa varios medios:

  • El programa de las fiestas, muy utilizado en el pueblo,
  • Pero su principal estrategia es la cercanía y la asesoría.
  • La clave está en conocer muy bien su clientela y las necesidades de la misma.

Tienen una estrategia empresarial generalista que toca casi todos los ámbitos que necesita una empresa.