Charlamos con Eduardo, de Fontanería Crimair. Tras pasar por lo más duro de la crisis, nos cuenta como con ilusión y profesionalidad un negocio puede salir adelante, y no olvidarse nunca de escuchar lo que la clientela demanda.

fontanero Hoyo de Manzanares
 

¿Cuándo te lanzaste como emprendedor?

En mayo 2011 empecé con mi tienda de fontanería en Collado Villalba, pero más del 40% de la clientela era de Hoyo de Manzanares y Torrelodones. Por eso terminé abriendo el mismo negocio en mi pueblo.

 

¿Cómo era tu negocio en Villalba? ¿También una empresa de servicio de fontanería?

En Villalba empezamos en una fontanería de un jubilado que nos ayudó muchísimo y ahí, con mucho esfuerzo, arrancamos. El negocio iba bien, pero estaba en una zona muy inaccesible, en la estación de Villalba. Al final nos trasladamos a un local del polígono P-29, porque mi clientela me lo pedía; donde estábamos no era fácil aparcar. En el Polígono P-29, sí era fácil el aparcamiento, pero no la carga y descarga desde un primer piso; así que decidimos buscar un local en Hoyo, mi pueblo natal. 

¿Por qué emprendiste? ¿Por obligación o por espíritu emprendedor?

Por necesidad. Antes era jefe de tienda de una gran fontanería de Villalba. Desde el año 2005, trabajaba en fontanería, calefacción, climatización, energía solar, geotermia, suelo radiante… Con la crisis, nos quedamos en paro mi mujer y yo, con dos meses de diferencia. Hasta ese momento, nos iba muy bien, no pensábamos que nos fueran a despedir a los dos al tiempo. De repente, pasamos de una situación económica holgada a no ingresar nada, pero había que salvar la situación, salir adelante a pesar de los problemas. Así, decidí emprender en un negocio del que ya tenía conocimientos, pues había trabajado en el sector. Poco a poco, empezamos a trabajar y fuimos sacando la cabeza.

Por suerte, después de dos años, mi mujer volvió a encontrar trabajo. Pero en casa, nos hemos tenido que apoyar entre todos, mi mujer y yo, y también nuestras tres hijas. Las tres estudian, una está en la universidad, otra va para auxiliar de enfermería y la pequeña estudia cocina en el Hotel Escuela.

 

Eres de Hoyo de toda la vida. Aquí ¿qué tal las ventas?

fontanero Hoyo de Manzanares

Este mes de febrero ha sido malísimo, pero es algo excepcional. Aquí hay menos ventas que en Villalba, pero son de más calidad, nos acercan más a la clientela y eso nos ayuda, pues vuelven una y otra vez. Estoy bastante contento, tengo mucha clientela. Creo que he escuchado lo que necesitaba el pueblo como poder comprar material de construcción sin tener que salir de Hoyo. También detectamos que faltaba oferta en alimentación y complementos para mascotas y animales de granja, huerta etc. Vamos sacando estos productos. Al observar la demanda que había de estos productos, empecé a trabajarlos para dar más servicios a los clientes.

¿Qué tienes en tu tienda?

¡Tenemos todo lo relacionado con nuestro negocio y, lo que no, lo buscamos y entregamos en el menor tiempo posible!  Mi mujer me dice: “caballero andante soluciones al instante”.

  • Hacemos trabajos y avisos a domicilio, reformas en general.
  • Replanteamos, ejecutamos y mantenemos piscinas y jardines.
  • Instalamos calderas de gas, eléctricas, gas-oil, PELLET y leña.
  • Ofrecemos servicio de limpieza de viviendas por obras, también por horas de asistencia doméstica en hogar.
  • Tenemos empresas colaboradoras que ejecutan los trabajos en el menor tiempo posible y a unos precios muy competitivos, todo bajo la supervisión y garantía de fontanería Crimair.
  • Presupuestos sin compromiso, visitas y desplazamientos sin costes para nuestros clientes.
  • En la tienda tengo productos de fontanería, piensos para mascotas y de granjas, material de construcción para venta, tanto al particular como al profesional.
  • Trabajamos cualquier marca que el cliente nos solicite a nivel de construcción, fontanería, piensos…
  • En realidad, creo que en mi tienda buscamos solución a cualquier problema que tengas en el mantenimiento de tu casa, buscamos soluciones. Aunque no ganemos nada, lo importante son nuestros clientes. En mascotas disponemos de una tarjeta de fidelización y con 10 compras te llevas una de regalo.
 

¿Nos puedes dar algún ejemplo de las soluciones que aportas?

fontanero Hoyo de ManzanaresVerás, mi empresa se pone de tu lado. Una familia no me contrató la reforma de su cocina porque encontraron un precio “mejor”. Yo hacía los cálculos, entre el seguro para la obra, un contenedor a vertedero, la obra en sí y era imposible el precio que le habían dado… a los cuatro meses, volvieron a mi tienda. Habían entregado cinco mil euros a unos desconocidos, les tiraron la cocina, dejaron todos los escombros y se fueron. Fuimos a verlo, restamos el trabajo que se había hecho. Y dimos la cara. Se terminó la reforma, la cocina quedó muy bien.

¿Cómo ves el sector de la construcción ahora en 2018?

Creo que hay demasiada gente fuera de mercado haciendo trabajos en “B”. Esto es muy perjudicial para la gente que está trabajando bien, pagando sus impuestos, un local, un seguro… etc. El sector no es competitivo, hay mucha competencia desleal y poca profesionalidad, la gente con tal de ahorrarse un duro contratan a cualquiera.

Pero de manera general, se va viendo movimiento, la gente se plantea arreglar cosas en sus casas. Llega octubre y la gente se anima a reformar.

 

¿Qué quieres conseguir este año?

Una estabilidad en las ventas, sin altibajos como ha sido el mes de febrero, que haya continuidad en la facturación.

Has participado en #YoComproenHoyo. ¿Qué te ha parecido la campaña?

A veces, creo que somos los comerciantes los que tenemos el deber de convencer al pueblo que  vale la pena comprar aquí. Creo que ha faltado información al público en general por nuestra parte; cada uno desde su negocio. Ha faltado que traslademos esto a nuestra clientela.

La gente se queja de los precios del pueblo. No hay que abusar por estar en Hoyo. Cuando un producto está en el mercado, hay que respetar un poco los precios. A un particular, no le puedo cobrar el doble porque si no, se va a comprar fuera del pueblo. También el cliente tiene que apreciar que no somos multinacionales y que damos tratamiento personalizado en cada caso y valorar el no tener que desplazarse, que también es ahorrar.

 
 

¿Qué consejos das para elegir un buen profesional a una familia que quiere reformar su casa? 

Que tenga un seguro de obra. Nunca den dinero si no conocen de donde provienen o donde localizarlos. La gente tiene que estar dada de alta y con seguro porque en una obra, puede pasar cualquier cosa.

 

¿Qué te ha ayudado para emprender?

Sinceramente, nadie en particular. Para arrancar el negocio sí tuvimos ayuda familiar. Lo que intento es tener sentido común, escuchar a mis clientes. Cargamos los vehículos, sacamos el material hasta el coche. Y tengo seguro: esto nos ayuda a la hora de dar seguridad.

 

¿Quién es tu clientela? 

Mucho profesional de fuera (aseguradoras, por ejemplo), clientela puntual. Clientela profesional como fontaneros que vienen a comprar material. Particulares que buscan ayuda, consumible como pellets, productos para la piscina o alimentos para las mascotas.

¿Cómo podemos apoyar desde el Ayuntamiento al comercio del pueblo?

Todo el mundo tiene que esforzarse. Tenemos que tener buenos precios, recomendarnos entre nosotros, hacer una tela de araña para que nadie se vaya del pueblo por falta de información. No puede ser que yo no tenga un producto y mande fuera del pueblo a ese cliente en vez de recomendar un negocio del pueblo que sí tenga ese producto. Podemos hacer vales de descuento entre negocios y recomendarnos entre nosotros. Hacer promociones cruzadas.

Y pido que la gente piense en los demás y aparque mejor, hay gente que ni aparca directamente tira el coche.

 
 
 
 
 
 
 
 
91.851.42.37
Horarios:
L a V 8h30 a 14h y 16h30 a 19h30.
Sábados de 10 a 14h. Domingos y festivos: cerrado.

Dirección: Glorieta de Facundo Baelo, 7 – local 7A – 28240 Hoyo de Manzanares