Destino: Hoyo de Manzanares

Hace unas semanas estuvimos presentes en un curso de ADESGAM sobre ecoturismo.  Esta formación estaba destinada a empresas relacionadas con el turismo, es decir, a todos los comercios y restaurantes de la sierra de Guadarrama. La cuestión principal era «cómo llegar a la gente» y por lo tanto «cómo fomentar el ecoturismo en la sierra de Guadarrama». A continuación detallamos las respuestas que se dieron allí, muchas particularmente útiles. En este artículo, nos centraremos en nuestro pueblo. Es decir, nos centraremos en todas las pymes de Hoyo de Manzanares implicadas de cerca o de lejos con el ecoturismo: desde las artesanas del mercado ecológico o el aula apícola hasta el herbolario,  pasando por los bares y restaurantes.

Un objetivo común: construir un destino común

En este curso estaban presentes muchas empresas del sector turístico de la sierra de Guadarrama. Lo que impactaba al escuchar a las pymes era el nivel de conocimiento que tienen de la sierra. Tienen claro su objetivo común:

  • Convertir la sierra de Guadarrama en un destino de ocio: Las pymes quieren que los/as habitantes de Madrid vayan a disfrutar de ocio a 40 minutos de la capital.
  • Y además quieren que las personas que vivimos en la misma sierra, también consumamos ocio aquí.

Para ello, la sierra de Guadarrama se tiene que convertir en un destino turístico.

¿Cómo pueden las pymes convertir la sierra de Guadarrama en un destino de ocio y tiempo libre para toda la Comunidad de Madrid?

  • No se puede conseguir este objetivo de manera individual. Las empresas del sector turístico de la sierra de Guadarrama tienen que unirse porque es imposible hacerlo solo. Para que las/os consumidoras/es sean conscientes de que la sierra es un destino completo, todas las empresas tienen que remar en la misma dirección.
  • También las empresas turísticas tenemos que pedir a las diversas instituciones de la zona que se unan para marcar un mismo rumbo a largo plazo.
  • Todas las empresas necesitan «llegar a la gente» juntas. Tienen que vender juntas. Para ello es fundamental comunicar juntas. Y, esto, internet lo facilita muchísimo. Si llevas un comercio y te interesa participar en la construcción de la sierra de Guadarrama como destino puedes hacer muchas cosas en internet:
  • Puedes, por ejemplo, proponer tus actividades en un paquete junto a otras actividades de la zona. Puedes comunicar «por la mañana puedes estar en un taller del aula apícola», luego comer en un restaurante de Hoyo y finalmente darte un masaje. Puedes conseguir alojamiento en K la abuela y, si quieres ir a ver las estrellas por la noche, cuenta con la actividad De Hoyo al cielo. (http://www.hoyodemanzanares.es/desarrollo-local/2012-03-06-12-32-06/descubrir/de-hoyo-al-cielo).
  • No esperes nada a cambio, trabajar en equipo entre varias empresas es muy complicado. Es mejor empezar «solita-o» compartiendo información de otros negocios. Con el tiempo, son estos negocios los que te darán las gracias por compartir su información. Eso, sí etiquétalos bien en Facebook y Twitter para que lo detecten.
  • Cuenta historias de personas de Hoyo de Manzanares. Es interesante conocer la historia reciente (o antigua) de Hoyo. Recientemente se ha vuelto fundamental saber dónde está enterrado Miguel de Cervantes porque a nivel turístico tiene un impacto importante. De la misma manera que las empresas de Guadarrama hablaban de la escritora Carmen Martín Gaite o de Pau Draes que descubrió un nuevo tipo de mariposa… ¿Conocemos a algún o alguna protagonista hoyense? ¿Hemos comunicado sobre él o ella?
  • Compartir en redes sociales información de las demás empresas. Para ello un truco es suscribirse a las entradas del blog de otras empresas o a sus páginas de Facebook. Compartiendo actividades de otras empresas de tu zona (que no te hagan competencia, claro) da la sensación de que se pueden hacer un montón de actividades en Hoyo de Manzanares.

A modo de conclusión, la sierra de Guadarrama es un lugar auténtico, rico en actividades, si todas las empresas comunicamos sobre ello, nuestra clientela percibirá la sierra como un lugar diverso y al que merece la pena ir.