Te queremos plantear unas preguntas para reflexionar sobre el comercio local:

¿Sabías que las multinacionales son las primeras en recortar plantilla cuando hay una crisis? ¿Sabías que las pymes son las últimas en recortar en puestos de trabajo y las primeras en contratar? 

¿Vas a una tienda del centro comercial de Torrelodones para ahorrar 3 euros? ¿O a Majadahonda a comprar con un vale de 5 euros? ¿Te compensa? ¿O quizás son falsos ahorros?

Lo sabemos: los folletos de los grandes centros comerciales nos “seducen” con sus ofertas, aunque puede que otros productos que acaban cayendo en nuestro carro tengan un precio más alto. Sin darnos cuenta el supuesto ahorro se convierte en un gasto extra.

Dejemos de tirar las piedras contra nuestro propio tejado…

¿Te has planteado que si compramos en tu pueblo, estos 3 euros irán a parar al sueldo de alguien? ¿Qué tal nos sentimos si pensamos que esos 3 euros se reinvierten en parte gastando en el pueblo… y quizás en tu negocio o en el que acabará montando tu hij@? ¿Sabías que los pequeños negocios de Hoyo siempre tienen promociones? ¿Tú “esperas” a las rebajas cuando aquí existen todo el año?

Hay muchísimas razones para que compres en Hoyo de Manzanares. Hace poco el Ayuntamiento volvió a relanzar vivehoyo, una app de eventos y promociones vinculada a una web. Comprar desde el móvil es el presente y el futuro de nuestro consumo. Pero ¿este consumo será sostenible? ¿Promocionará el comercio local? ¿O lo destruirá? ¿Estamos abocadas-os a comprar en centros comerciales artificiales?

Competimos con multinacionales

La verdad es que incluso en un pueblo de unos 8.000 habitantes al pie de la sierra de Madrid, el comercio local está compitiendo con tiendas muy potentes que llevan tu mercancía en 24h, incluso paquetes de EEUU en menos de 72h a precios inigualables.

Pero existen soluciones ante este modelo insostenible. Como clientela puedes elegir otro modelo, otra manera de comprar. Con esta web que tanto cuesta lanzar a pesar de su necesidad, desde el Ayuntamiento queremos insistir: vale la pena apoyar el tejido comercial de Hoyo. Queremos que las empresas locales tengan visibilidad, sean atractivas y para ello, el primer paso es que suban promociones a esta web.

Desde el lado de los comercios, solo si estos hacen uso de la app, el pueblo tendrá una web de promociones activas que podrán revertir en un consumo más sostenible, beneficioso para el medio ambiente y para el desarrollo local.

¿Qué ganaremos? Te exponemos una serie de ventajas derivadas de que gran parte de tu compra la hagas en Hoyo de Manzanares (si vives aquí).

1- Comprar en tu pueblo promueve directamente un consumo razonado:

comercio local

Cuando vas a un hipermercado, está todo pensado para que rellenes el carrito de la compra. Y resulta que el carrito es enorme. Obedientes, vamos echando productos en el carrito cuando realmente parte de ellos no los necesitamos. Este comportamiento se relaciona con las toneladas de comida que se tiran en España y en el mundo.

De hecho, el desperdicio de comida se reparte así:

  • un 60% en los supermercados o las empresas fabricantes, y las empresas que suministran los alimentos (obligadas por los supermercados…)
  • un 20% en las familias
  • y el resto en restaurantes, colegios…

¿Puede ser barato un producto que no usas o tiras sin usarlo?

  • Si vas a comprar a pie, no contaminas tanto con tu coche. Piensa en un modelo de consumo más sostenible y no basado en el acceso a centros comerciales con enormes parkings que “facilitan” la compra compulsiva. Piensa en un modelo de consumo más consciente.
  • Recupera el disfrute. En una entrevista a Pilar, de la tienda de fotografía hoyense Flash, ella reflexionaba sobre lo que la gente disfrutaba comprando antiguamente. Disfrutaba mirando los escaparates, comparando precios y calidades. Ahora, relacionamos el placer de comprar solo con la cantidad, pero es un error. ¿Eres de esas personas que tienen vergüenza de entrar a una tienda? No te cortes, entra y sal, compra o no. Disfruta.
  • Un supermercado favorece el uso sistemático de envases y plásticos que inundan los océanos. ¿Sabías que los envases de plástico suponen el 25% de la basura generada por los hogares? ¿Conoces la plastifera? ¿Sabías que tiene el tamaño de un séptimo continente? Reutiliza todas las bolsas de plástico que puedas.

2- “Pide por esa boquita”: el asesoramiento es oro

comercio local

  • Para comprar lo que realmente necesitas y no realizar compras impulsivas, pide, ten en el teléfono el contacto de tus tiendas preferidas con el programa de las fiestas, por ejemplo. Pide antes de ir a comprar, así ahorras tiempo de verdad. Encarga a tu tienda que te proponga varias cosas, varios precios. En 2 o 3 días te lo traen. ¿No podemos esperar para acertar?

 

  • El servicio post venta va más allá que lo que ofrece un negocio pequeño: ¿se te han roto las gafas y la óptica de Hoyo te deja unas de repuesto gratuitamente? ¿Llamas a la ferretería porque necesitas algo urgente y te espera más allá del horario de su cierre? ¿Eliges mal una fruta y tu frutero te cambia la pieza en la caja o te hace probar la sandía? Esto no pasa en un hipermercado.

 

3- Para fomentar el empleo local:

Como decíamos en la introducción, el pequeño comercio crea mucho más empleo por metro cuadrado que las grandes superficies; cinco puestos por cada uno de la gran superficie.

4- Para tener un estilo de vida sano:

comercio local

  • Para ir caminando y dejar la vida sedentaria.
  • Para relacionarte con tus vecinas y vecinos. En un hipermercado, no conoces a nadie.
  • Para fomentar un consumo de productos ecológicos. En Hoyo, puedes entrar en un círculo de consumo local y ecológico en la Maraña o comprar directamente en el Herbolario de Hoyo.

¿Te apuntas? Invierte comprando en Hoyo de Manzanares… es nuestro futuro.