Nita y Elena, son madre e hija respectivamente y residentes en Moralzarzal. Acaban de montar una casa rural en Hoyo de Manzanares de cuatro plazas, decorada y ambientada como una casa de hadas. Su idea de emprender es recuperar el pasado creando su propio futuro. Les deseamos mucha suerte.

¿Cómo ha surgido la idea de montar una casa rural en Hoyo de Manzanares?

En realidad, la casa es de mi madre y la idea, mía. Tenemos esta casa en alquiler desde hace mucho tiempo”. Fueron mis abuelos quienes empezaron a alquilarla en los años setenta y nos contaron que antiguamente a la casa la llamaban “La casita del molinero”. La cogieron cuando dejaron el Hotel Mercedes, que montó mi bisabuelo, Eugenio Calderón, en el lugar donde se ubica ahora la Urbanización El Cerrillo. Entonces, donde el actual Cerrillo de Hoyo, había un hotel con pista de baile. Mis abuelos son de Hoyo, mi abuela aún vive; se llama Rosario Polo y claro, pensaba que íbamos a perder la casa, y que, con el tiempo, la íbamos a dejar de alquilar. Finalmente, la compramos nosotros en 2015 y la restauramos desde los cimientos. Conservamos el suelo hidráulico original, mantuvimos todo lo que pudimos: el suelo, las vigas, las ventanas, son originales. La mesa y los armarios, de estilo art déco, vienen del hotel de mi bisabuelo… El barreño es de cuando bañaban a mi padre de pequeñito. Restaurar la casa nos encantó y a mi abuela le hizo mucha ilusión que la renováramos.

Para ti, Nita, ¿qué representa Hoyo de Manzanares?

 

Yo siempre he veraneado en Hoyo, desde 1964. Conocí a mi marido en Hoyo. A mi padre, le llamaban el señor de las cometas porque salía con todos los niños a volar cometas en las Eras. Hacía las cometas con caña y papel. Volaban altísimo. Todavía tenemos una guardada.

Para mí Hoyo era un paraíso para niños; era un pueblo muy pequeño, jugábamos todos juntos. Mis padres vinieron aquí porque mi hermano tenía bronquitis crónica y les dijeron que aquí mejoraría de su dolencia. Nos vinimos como en la película  Cinema Paradiso, con los bultos de tela cargados en la baca del autocar “Gómez Pereira”. ¿Sabes por qué el polideportivo se llama Las Eras? La era es donde se cultiva el trigo y allí jugábamos y montábamos en bici.

[rev_slider alias=”morada-del-fauno”]

¿Cuándo abristeis la casa rural?

Hace dos meses, el 15 de noviembre. Pusimos el anuncio en top rural. No nos esperábamos tanto éxito. Hasta el momento, desde noviembre, han venido cuatro grupos, inclusive una familia de Francia. Cuando recibimos el email, pensamos que era una broma… ¡acabábamos de abrir! En Navidad, entró una familia. Luego hemos tenido un grupo de amigos. Tenemos solicitudes para todos los fines de semana. Aunque hay gente que pregunta para ocho personas cuando solo caben cuatro. Pero tenemos una cuna para bebés, si es necesario.

¿Cómo es el estilo que le habéis dado a la casa?

Casa rural Hoyo de Manzanares

Nos hemos inspirado en el bosque, la naturaleza, los árboles y, sobre todo, en las hadas. Le hemos dado un toque original a la casa y al jardín. El nombre remite al Fauno, una criatura mitológica pacífica que protege el bosque. En el jardín, con un olmo de más de ochenta años, hemos escondido casitas de hadas, y dentro hicimos juntas la decoración; todo lo hemos llevado en familia.

¿Es difícil abrir una casa rural en la Comunidad de Madrid?

Nita: “Nos ha costado trabajo reunir toda la información necesaria porque en cuanto a casas rurales hay normativas distintas para cada Comunidad y no es fácil enterarse de todos los entresijos legales para alguien que, como nosotras, empieza de cero. Según la normativa de la Comunidad de Madrid, si el municipio es de más de 15.000 habitantes, no puedes abrir una casa rural. Por eso las casas rurales están más bien en la zona “pobre” de la sierra: La Hiruela, Patones: allí sí que se puede. Además en Madrid no puede haber casa rural de dos personas, ya que  el mínimo es de cuatro. Aparte de eso, tengo que añadir que llevar una una casa rural supone mucho más trabajo que lo que nos imaginábamos en un principio. ”

¿Qué tiene de diferente esta casa rural?

Destaca por su decoración; además, en el precio tenemos todo incluido: el jardín, la leña que quieras, las toallas, las sábanas. Solemos dejar algo para el desayuno del primer día. También admitimos mascotas. El jardín es grande y no tiene ningún peligro porque está bien vallado, ningún niño se puede escapar. En verano, dejaremos bicicletas.

[rev_slider alias=”casa-rural-morada-del-fauno”]

¿Qué tipo de gente os llama?

En general, son parejas con niños pequeños o parejas sin niños y también suelen venir con sus mascotas. Hay que precisar que el precio de la casa no es por persona, sino por la casa y el jardín en su totalidad.

¿Cuánto cuesta entonces?

Entre semana, son 100 euros la noche; los fines de semana 140 euros, y si es temporada alta, (Navidad, festivos, puentes): 160 euros la noche. Ajustamos el precio si son dos personas o si vienen muchos días.

¿De dónde viene vuestra clientela?

De momento, han venido de Barcelona, de Asturias, de Francia y de Galicia. La persona que estrenó es de Salamanca. Los últimos son de Madrid. Es que de Madrid llaman también porque Hoyo de Manzanares está muy cerca de Madrid, a 30 min.

¿Qué viene a hacer la gente en el pueblo?

Vienen a visitar a amigos y familiares. Cuando son grupos, vienen a estar en la casa, a disfrutar con juegos de mesa, a pasear. Y otra gente viene a visitar a la familia. En general, buscan tranquilidad. Les dejamos información sobre rutas, el yacimiento arqueológico, las cascadas. Una de las últimas reservas ha sido un regalo de Reyes para primavera.

¿Cómo va el arranque? ¿Poquito a poco?

Nos hemos sorprendido de que haya empezado tan fuerte. Mi hija, Elena, hizo un estudio de mercado exhaustivo. No hay nada parecido en esta zona, quizás en Navacerrada. En la Comunidad de Madrid, hay poca casa bien puesta, auténticas de piedra, con chimenea, decoración. Hay pocas casas pequeñas, de cuatro plazas, por ejemplo. Lo que vimos en el estudio de mercado es que de entre cuatro o seis plazas, no se cubre la demanda. Mis tíos tienen una casa rural en Ávila. Mientras que en Ávila hay cuarenta páginas de casas rurales en Google, en Madrid, solo hay cuatro páginas.

¿Cuáles son vuestros objetivos?

Nuestra idea es hacer packs, con cosas o actividades típicas de Hoyo. También estamos escribiendo historias de hadas para dejar un libro a los peques que vienen a la casa rural. Queremos consolidar el jardín. Queremos enfocar la casa a la infancia, que la casa sea un rinconcito de fantasía con sus casitas de hadas, de gnomos y de duendes en el jardín. En realidad, nuestra ilusión es mantener, recuperar la casa, volver a Hoyo… casi es recuperar el pasado. Nos planteamos esta actividad más como una ilusión que ingresos a futuro.

 

Las fotos antiguas se han sacado en parte del blog www.cosasdehoyo.com.

Descárgate un cuento escrito por Nita: EL VIEJO OLMO Y EL HADA YULMA (Relatos del Fauno).

Si eres emprendedor-a y quieres aprender a manejar tu propia página web, suscríbete a nuestra newsletter dejandonos tu email abajo. Te mandaremos cursos y talleres prácticos en los que podrás aprender.