¿cómo un pueblo de la Sierra de Guadarrama consigue atraer a más consumidores y consumidoras?

 

Empezamos el año 2016 en el punto en el que lo habíamos dejado. Hoy queremos recordar y volver a compartir el deseo que formuló Vicky, de la zapatería de Hoyo, en la última entrevista que realizamos con ella en diciembre de 2015. Su deseo para este nuevo año era que compráramos más en nuestro pueblo. Nos gusta recordar ese deseo porque es, con total seguridad, un deseo compartido por todos los comerciantes de Hoyo. Sería estupendo conseguirlo ya que favorecería tanto a los comerciantes de la zona como a sus habitantes; además del incremento en las ventas, se crearía más empleo en el pueblo. Pero ¿cómo se consigue? ¿cómo un pueblo de la Sierra de Guadarrama consigue atraer a más consumidores-as?

El camino para conseguirlo

En un próximo artículo, hablaremos de un nuevo libro de la biblioteca municipal (de las escritoras Amy Schuman y Stacy Stuz: Las paradojas de la empresa familiar). Mientras tanto, nos limitaremos a dos tipos de problemas que las autoras distinguen en dicho libro:

  • los que se solucionan: tienen “final feliz”, una solución definitiva.
  • los que se deben gestionar: no tienen final, son problemas continuos. Lo importante es aprender a gestionarlos.

Teniendo en cuenta esta diferencia, lo primero que tenemos que comprender es que atraer a más consumidores a Hoyo de Manzanares es algo que se consigue poquito a poco; es una labor diaria, que nunca se puede dejar de lado. En definitiva, es una tarea que se empieza y que nunca acaba.

¿Cómo se podría empezar?

Las-os comerciantes suelen comprarse entre ellas-os. Saben que… “Si hoy te compro, mañana tú me compras a mí”. Este intercambio es difícil de percibir al principio porque no siempre existe la contrapartida. Hoy compro en la pescadería y mañana la pescadería Antonio Izquierdo compra en la zapatería Konbuenpie, quien a lo mejor va a aprender inglés con Sherlock. Aunque no veamos los resultados de inmediato, debemos ser conscientes de que hacemos nuestra mayor campaña de publicidad cuando compramos a otro negocio de Hoyo.

¿Quiénes pueden comprar más?

Lo primero sería distinguir muy bien qué segmentos de población son los que en realidad pueden comprar en Hoyo.

  • las personas que vivimos en Hoyo de Manzanares,
  • las que trabajamos en Hoyo de Manzanares sin vivir en el pueblo,
  • y las que pasamos por Hoyo (por ejemplo, las personas que van a Colmenar Viejo pasando por Torrelodones — y viceversa— para evitar los atascos de la M40).
  • Incluso sería interesante reflexionar sobre el consumo de las familias que veranean en Hoyo.

Llegar a estos cuatro públicos objetivos se hace de distintas maneras. Atraer a las personas que viven en Hoyo es lo más fácil ya que hay muchos eventos que pueden servir de excusa para conectar con ellas: la cabalgata de Hoyo, los eventos del polideportivo, por ejemplo, son un buen momento para hacerlo.

Además, en Hoyo, tenemos que atraer a dos tipos de habitantes: los que viven en el pueblo y las personas que viven en la Berzosa. No hace mucho, conectar con el público objetivo de la Berzosa, se hacía buzoneando; hoy en día se consigue a través del móvil o Internet (webs, redes sociales, emailing, etc…).

Llegar a las personas que pasan por Hoyo o que solo trabajan en Hoyo, es más complicado. Hace falta conectar con estas personas mediante el móvil (vía app), Internet o mediante los carteles publicitarios en la carretera, tal y como se comentó en la última reunión con la Concejalía de Desarrollo Sostenible y Empleo (21/10/2015).

¿Cómo se podría hacer?

Trabajo en equipo para atraer a más consumidores-as

Que las personas compren más en Hoyo no es un objetivo que se consiga individualmente. Necesitamos sumar ideas, ganas y esfuerzos. Hace falta trabajar en equipo. Más que nada, hay que convencerse de que vale la pena trabajar en equipo, a pesar de que los demás no lo hagan. Y esto en los pueblos, siempre es difícil porque nos conocemos. Tenemos un pensamiento a priori sobre lo que funciona y lo que no. También es complicado trabajar en equipo y cosechar en solitario… Si bien es cierto que lograr este objeto requiere una implicación mayor por parte de los comerciantes que de los habitantes del pueblo.

Asumir puntos de partida: el precio

Las-os consumidores podemos asumir realizar compras en un pueblo donde los precios son algo más elevados. Pero para asumirlo, debe existir una razón: un ejemplo podría ser que uno pague más a cambio de poder ahorrar en gasolina o en tiempo. Lo ideal sería que además cada comercio aportara una diferenciación. La idea consiste en encontrar una respuesta a las siguientes preguntas: si ofreces lo mismo que un centro comercial, ¿por qué van a venir a comprarte los habitantes de la Berzosa? ¿Es Hoyo simplemente un “¿Centro Comercial Abierto”, o un “Centro Comercial Abierto” que ofrece algo diferente? En definitiva, todo se resume en una mejora de la atención al cliente, ofreciendo un servicio muy personalizado, así como en la oferta de productos de alta calidad.

Aumentar la visibilidad y accesibilidad de tu comercio

Todos los comercios necesitan una buena visibilidad. Aunque el tuyo esté más escondido, el trabajo conjunto para facilitar y hacer más atractivo el acceso a tu negocio, aprovechar las herramientas que ofrece el Ayuntamiento (como los eventos o la App Vive Hoyo) o posicionar tu negocio en Internet, son algunas medidas que te pueden ayudar a ganar mayor visibilidad.

Image courtesy of phanlop88 at FreeDigitalPhotos.net